El mejor amigo del hombre… (Del hombre metro y medio)

¡Aquí estamos! Otro viernes, otra publicación.

¿Quién no recuerda el famoso refrán: “El perro es el mejor amigo del hombre”? Amor incondicional, lealtad, diversión y todas esas cosas que trae consigo esa muy popular mascota. Pero… ¿el mejor amigo del metro y medio? Veamos:

Prácticamente en todos los gabinetes de la cocina (de cualquier cosa normal de un hogar de mortales) debo al menos estirar bien, bieenn, muuuy bieeennn el brazo para alcanzar algo; claro, con la excepción de los gabinetes que están a la altura del piso, ¡tan chaparro no soy! Recuerden que tengo completos, completísimos 150 centímetros de humanidad.

Los niveles de arriba de los gabinetes superiores de la cocina son una tarea de dimensiones épicas: “Solo. Un. Poco. Más. Arriba…” Retumba en mi mente cuando debo alcanzar algo sin asistencia. Pues bien, gracias a la vida, o mejor dicho, gracias a la mente brillante que lo inventó, en casa tenemos: ¡El banquito! ¡Bravo! Llámese banquito, taburetico, escaloncito, escalerita, tuquito, toconcito o como quieran, el banquito es el mejor amigo del hombre metro y medio. Punto.

– ¿Banquitos? Claro, por toda la casa, hay dos en la cocina (sí, dos, son los de la foto), y uno en cada cuarto (los clósets también requieren gran esfuerzo, pero gracias a Dios tenemos el banquito…)

– ¿Escaleras plegables? Una en cada piso de la casa.

Imagínense: La primera vez que tuvimos que cambiar el bombillo del descanso de la escalera de casa fue un dilema, tuvimos que llevar a cabo un proyecto de investigación empleando el método científico para luego llegar a la hipótesis de que necesitaríamos ayuda externa: tuvimos que acudir a un tercero con buenos 180 centímetros de humanidad para que nos hiciera el favor (escribo en plural porque mi esposa también es metro y medio).

Y no solo se trata de bombillos y gabinetes: el estante superior del lavandero, acceder al ático, limpiar los bombillos de los baños (bombillos de pared), poner/quitar la cortina de la ducha, colgar cuadros, tomar café, guardar o buscar utensilios de cocina, y el cereal, el fulano cereal en el tope de la nevera, les apuesto que el que hizo esto por primera vez debió medir más de 1.70 cm. Ay sí, soy alto, ay sí…

Para todo esto y mucho más: “El banquito es el mejor amigo del hombre (metro y medio)”.

Por ahora es todo. Gracias por leer y nos encontramos en 7 días con más #MemoriasDeUnMetroYMedio

Mientras tanto podrán encontrar memorias express en redes sociales, Twitter, Facebook e Instagram, con el hashtag #MemoriasDeUnMetroYMedio, y si eres metro y medio y tienes algo que compartir, ¡excelente! Comparte tus experiencias de metro y medio (o con metros y medios) usando el hashtag #MemoriasDeUnMetroYMedio.

¡Chau!

Anuncios

2 comentarios en “El mejor amigo del hombre… (Del hombre metro y medio)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s