7 verdades de un metro y medio

XS¿Sabías que el mundo está diseñado para gente promedio? Algo así como lo que les pasa a los zurdos, pero en términos verticales: los zapatos de tallas medianas son los que nunca hay (mucha demanda), los interruptores de luz están a una altura intermedia al igual que los botones en elevadores, las tallas de franelas que más abundan son mediana (M) y grande (L), en casi todas las sillas del mundo no toco el piso (pero puedo mover los piecitoooos), el “ojo mágico” para ver a través de las puertas, en fin… Aquí les dejo un listado de 7 verdades de un metro y medio:

1. Desayunar cereal es una misión, especialmente si lo tienes encima de la nevera y no tienes banquito.

2. Los pies cuelgan en el 95% de las sillas del mundo mundial (y se duermen).

3. Empacar mucha, pero mucha ropa en un bolso o maleta (mucha).

4. Las cosas que están arriba y atrás en la nevera se ven desde abajo y a través del vidrio (es difícil, requiere práctica).

5. ¿El beso de buenas noches en la litera de arriba? Misión de proporciones épicas: incluye alpinismo.

6. Dependiendo de la situación, la gente te toma en serio, o no; y dependiendo de la situación, es conveniente o no.

7. ¿Ropa de niño o adulto? ¡Ambas! Algunas cosas funcionan en talla de niño, pero otras no tanto (lamentablemente no es conveniente ir a trabajar con una camisa de superhéroe y cuello pequeño). La talla ideal es XS, que casi nadie la hace, aunque en algunos casos las mangas queden un poco largas igualmente…

Les dejo una anécdota de infancia: a los 11 años fui con mi familia a un viaje de vacaciones a Tampa y Orlando, en Florida. ¡Yupi! Estando en Busch Gardens, no me dejaron montar en la nueva montaña rusa de la época, Kumba, por mi estatura (obvio). ¡Estaba apenitas en la línea de límite! Pero no. Cuando mi papá terminó su turno, se quejó de tal manera que nos montaron en el próximo tren ¡y de primeros!

En ese mismo viaje fuimos a Wet ‘N Wild, en Orlando, y otra vez lo mismo: no pude lanzarme del tobogán de agua vertical. ¿Por qué? Adivinaron: por mi estatura y peso (chiquito y flaquito); eso sí, esta vez nos quedamos tranquilos porque… ¿y si salía volando por los aires? Metro y medio voladoooooor…

De momento es todo. Gracias por leer y nos encontramos en 7 días con más #MemoriasDeUnMetroYMedio

Mientras tanto podrán encontrar memorias rápidas en redes sociales, TwitterFacebook e Instagram, con el hashtag #MemoriasDeUnMetroYMedio, y si eres metro y medio comparte tus experiencias usando el hashtag #MemoriasDeUnMetroYMedio.

¡Chau!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s