5 verdades de viajar en avión

AeropuertoEsto de ser chiquitico tiene su encanto, no se crean, pero también tiene muchas pero muchas aventuras, anécdotas, situaciones y peculiaridades día tras día. Cosas de la vida que, si mides más de 1,60 metros, te parecerán perfectamente normales, rutinarias y no les prestas mayor atención, por ejemplo: sacar un plato de sopa (caliente) del microondas, cuando éste está arriba de la cocina; te sale banquito o esfuerzo sobrehumano para mantener el equilibrio y lograr que no se derrame la sopa, porque oh sí, está muy caliente…

Una aventura es, sin duda, viajar en avión:

1. Llenar las etiquetas con información personal para el equipaje encima del mostrador: ¿Quién diseño los mostradores de los aeropuertos? Seguramente un tipo alto, porque sí, tienen dos niveles pero el de abajo es chiquitito… Es verdad que tenemos las manos pequeñas, ¡pero no tanto!

2. Esperar a que otra persona abra el compartimiento superior para guardar mi equipaje de mano, y si no sucede, armarse de valor para estirar ese brazo cual Michael Jordan haciendo su clavada magistral, la famosa, la “Air Jordan”.

3. Acostarme casi completo en el asiento de clase turista y las rodillas no me pegan del asiento de adelante.

4. ¿Primera clase? ¡Cama king! ¡Una habitación mejor dicho! Mesita de noche con retratos y casi que puedo meter una sillita para leer.

5. ¿Ajustar el aire acondicionado individual o llamar a la azafata sin quitarme el cinturón de seguridad? Olvídalo. Not gonna happen…

Ñapa:

Si se me quedan los audífonos dentro del equipaje de mano luego de guardarlo arriba, ¡madre mía! Todo el viaje sin música (al menos que otra persona abra el compartimiento de nuevo).

Amigo que mides más de 1,60 metros: si ves a un metro y medio por la vida con algún reto vertical momentáneo, ¡ayúdalo! Hagamos del mundo un lugar mejor.

De momento es todo. Gracias por leer y nos encontramos en 7 días con más #MemoriasDeUnMetroYMedio

Mientras tanto podrán encontrar memorias rápidas en redes sociales, TwitterFacebook e Instagram, con el hashtag #MemoriasDeUnMetroYMedio, y si eres metro y medio comparte tus experiencias usando el hashtag #MemoriasDeUnMetroYMedio.

¡Si me ven en un avión, ayúdenme!

Chau.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s