Chiquito en tarima | #MemoriasDeUnMetroYMedio

Hog HeavenComo muchos saben, soy escritor y editor de día, y músico de noche. Pues bien, me pasó algo nuevo, y lo comenté en redes sociales usando #MemoriasDeUnMetroYMedio, pero exploremos el asunto: Sigue leyendo

Anuncios

Feliz año nuevo: ¿Foto con el hermano mayor? | #MemoriasDeUnMetroYMedio

north-carolina-snow-tube-world-tubing-2Llegó el esperado año 2018 y con él nuevas metas, resoluciones, planes, barrigas, dietas, inscripciones en gimnasios, selfies, muchas selfies y pare usted de contar… Pero este post no habla de eso, sino de algo que me pasó justo antes de terminar 2017.

Antes de la llegada de nuestro querido 2018, tuve la oportunidad de viajar con mi familia. Fuimos a las montañas de Carolina del Norte, por petición de los pequeños de la casa: ¡a ver la nieve!

Sigue leyendo

Papi eres chiquito (+ foto) | #MemoriasDeUnMetroYMedio

Como ya sabemos, soy pequeño. Es así. Soy así y desde hace años hice las paces con sobrenombres, bromas, chalequeos (bromas en venezolano), jodederas y todo eso. No valía la pena molestarse, simplemente aceptar, disfrutar y seguir la corriente.

Ahora que soy padre he tenido varios episodios particulares y graciosos: en el hogar, en el colegio de mis hijos, en reuniones sociales con otros padres, en fin, cada día hay algo nuevo. Creo que estas han sido las top 3: Sigue leyendo

¿Se habrán dado cuenta? (Foto + especial de Sangibin) | #MemoriasDeUnMetroYMedio

El Día de Acción de Gracias. Thanksgiving o Sangibin como se dice por estas tierras. Bello día de otoño en el sur de la Florida, otoño que fácilmente nos puede ofrecer días de 85℉ (unos 29℃). ¡Fresco, pues!

Este año lo celebramos en casa de mi prima (muchas gracias por tan buena velada, por cierto). Risas iban y venían. Abrazos fraternales por lado y lado, de esos que se dan los parientes que se extrañan y que te pueden poner un hematoma en la espalda. Y por supuesto, fotos iban y fotos venían… Sigue leyendo

De puntillas (tippy-toes) | #MemoriasDeUnMetroYMedio

img_4116Tiempo sin vernos por estos lares, pero aquí estamos, de vuelta y listos para seguir con nuestras Memorias de un Metro y Medio: la vida desde 1,50 metros de altura.

Soy pequeño y lampiño (150 centímetros de estatura y poco vello corporal). Ahora bien, esto no quiere decir que no tenga intento de barba y, más aún, conato fallido de bigotes, que no cierran ni en el centro ni en los costados… Sigue leyendo